Es hora de ratificar el Convenio 190 de la OIT para acabar con la violencia y el acoso

Google translate: