Igualidad de oportunidades

AUMENTO EN LA REPRESENTACIÓN DE GÉNERO / IGUALDAD DE GÉNERO

Uno de los principales objetivos establecidos por UNI Global Union, a través de su Departamento de Igualdad de Oportunidades, es el de obtener un crecimiento sostenido de la productividad basado en la igualdad de género. En UNI consideramos que este principio es esencial si queremos obtener un desarrollo sostenible y una sociedad justa y equitativa para todos.

El Departamento de Igualdad de Oportunidades desarrolla programas, campañas y otras actividades que permitan alcanzar este objetivo, tanto a nivel de la organización, como a nivel de los afiliados.

LA BRECHA SALARIAL

Uno de los aspectos en el que las diferencias por género se hacen sentir en el ámbito laboral es la diferencia de remuneración que hombres y mujeres reciben por realizar las mismas tareas. Un estudio de la Confederación Sindical Internacional – CSI- afirma que la brecha salarial mundial es de un 15,6%.

Sin embargo en este número no están contempladas las millones de mujeres que trabajan en la economía informal y no protegida. Por otro lado, en muchos países no existen estadísticas confiables para elaborar informes más precisos, por lo que ese número de por sí elevado será mayor aún.

El acceso a la educación sigue siendo clave para superar la brecha salarial, sin embargo, no es la única herramienta, ya que las mujeres con mayor nivel educativo se encuentran en los extremos de la brecha con sus pares varones.

Por ello la UNI se ha comprometido a trabajar para que hacer efectivo el convenio Nº 100 de la OIT en todos los lugares de trabajo, por el cual se exige la igualdad de remuneración para hombres y mujeres por trabajo de igual valor desempeñado.

VIOLENCIA EN EL LUGAR DE TRABAJO

ACOSO SEXUAL

La jerarquía entre los géneros, social y culturalmente construida, sostiene ciertas relaciones de poder. Toda relación de poder es por definición asimétrica, es decir, uno de los sujetos de la relación tiene poder, y el otro no.

Generalmente los hombres son socialmente más valorados que las mujeres. Esta situación de asimetría se presenta en muchos ámbitos de la vida social, y puede conducir a la violencia, sea física, verbal o psicológica.

El acoso sexual es un tipo de violencia que a través de una demostración de poder intimida, humilla y afecta la dignidad del otro. Es un comportamiento de carácter sexual (contactos físicos, insinuaciones sexuales, comentarios y chistes de contenido sexual, exhibición de materiales pornográficos o comentarios fuera de lugar), no deseado, que la víctima percibe como un condicionamiento para mantener su trabajo o que crea un entorno de trabajo hostil, intimidatorio y humillante.

ACOSO LABORAL

El acoso laboral o mobbing (por su término inglés “mob”: atacar con violencia) se refiere a la acción sobre un individuo por parte de una o varias personas con el objeto de producir miedo o terror en el lugar de trabajo.

La víctima de acoso laboral recibe violencia psicológica a través de actos negativos en el trabajo por parte de sus compañeros, subalternos o superiores, de forma sistemática y recurrente, durante un tiempo prolongado.

Estos actos, que pretenden hostigar, intimidar, o perturbar hasta el abandono del trabajo de la víctima pueden ser, entre otros:

  • Gritar, avasallar o insultar a la víctima cuando está sola o en presencia de otras personas.
  • Asignarle objetivos o proyectos imposibles de cumplir
  • Sobrecargar selectivamente a la víctima con mucho trabajo.
  • Amenazar de manera continuada a la víctima o coaccionarla.
  • Quitarle áreas de responsabilidad clave, ofreciéndole a cambio tareas rutinarias, sin interés o incluso ningún trabajo que realizar.
  • Tratarle de una manera diferente o discriminatoria. Ignorarle o excluirle.
  • Retener información crucial para su trabajo o manipularla para inducirle a error en su desempeño.
  • Criticar continuamente su trabajo, sus ideas, sus propuestas, sus soluciones, etc.
  • Castigar duramente o impedir cualquier toma de decisión o iniciativa personal en el marco de sus responsabilidades y atribuciones.
  • Invadir la privacidad del acosado interviniendo su correo, su teléfono, revisando sus documentos, armarios, cajones, etc.
  • Animar a otros compañeros a participar en cualquiera de las acciones anteriores mediante la persuasión, la coacción o el abuso de autoridad. 

Igualdad de género y trabajo decente - Convenios y recomendaciones claves para la igualdad de género
 

CONCILIACION VIDA LABORAL-VIDA FAMILIAR

La globalización de la economía trajo aparejados cambios en la estructura del mercado laboral y la organización del trabajo, que se había mantenido estable durante todo el siglo veinte. El modelo tradicional de división del trabajo entre los sexos había dejado las tareas productivas (proveer de dinero y mantener a la familia) a los hombres, y las reproductivas a las mujeres (cuidado de los niños y ancianos, tareas domésticas).

Hoy las mujeres comparten cada vez más el rol de proveedoras con los hombres. Sin embargo, no se ha producido un cambio similar en la distribución de las tareas domésticas. Por ello, las mujeres, que realizan ambas tareas (productiva y reproductiva) trabajan más horas que los hombres, tienen menos horas de descanso y enfrentan una fuerte sobrecarga que pone en riesgo su salud y restringe las posibilidades de desarrollo de una carrera profesional.

Debemos entonces reflexionar sobre esta problemáticas y desarrollar políticas que permitan la conciliación entre el trabajo y la familia, para derribar las desigualdades de género y permitir tanto a hombres como a mujeres el acceso a un desarrollo profesional y a una vida familiar plenos.

Convenciones y Provisiones, Documentos:

ILO C156 Workers with Family Responsibilities Convention, 1981

LGBT

Miembros y aliados de la comunidad LGTB están presentes en cada sector y en cada sindicato del mundo. Los estudios que determinan el porcentaje de la población que se identifica como LGTB dicen que hay por lo menos, un millón de miembros LGTB en UNI Global Union y es probable que haya millones más. Los trabajadores con orientaciones sexuales o identidades de género diferentes, son más vulnerables a la violencia, al acoso, a la discriminación, a la exclusión, a la estigmatización y a los prejuicios en el lugar de trabajo.

Por ejemplo, una encuesta de una afiliada de UNI Global Union, PSEU (Irlanda), realizada en 2009, encontró que el 67% de los miembros LGTB creían que había una falta de conciencia sobre los problemas que sufre el grupo de LGTB. También, más de la mitad de los miembros LGTB, dijeron que tenían miedo de ser discriminados por su orientación sexual. Un miembro dijo que en el departamento en el que trabajaba anteriormente, su superior dijo que “las personas gays eran animales y que no tenían ningún derecho, ni siquiera a la vida”.

Es importante notar que esta encuesta viene de un país con un alto nivel de protección legal para la gente LGTB. Sin embargo, en otros países, la gente LGTB puede enfrentarse a despidos, encarcelamiento, castigos físicos, o incluso pueden ser llegar a ser asesinados en razón a su orientación sexual. Por ejemplo, en Malasia, una persona LGTB puede estar encarcelada durante 20 años, por su orientación sexual.

En conclusión, la gente LGTB está en todos lados y si continuamos permitiendo el heterosexismo o la homofobia, crearemos divisiones y problemas que limitarán la efectividad de organizar a los trabajadores. Por lo tanto, y en concordancia con el objetivo principal de UNI Global Union, debemos continuar luchando contra la discriminación y la violencia contra los trabajadores y trabajadoras con diferentes orientaciones sexuales o identidades de género y luchar por la igualdad para todos.

Racismo y xenofobia

Millones de trabajadores en el mundo sufren de discriminación por su raza, el color de su piel, su nacionalidad, o su origen étnico. La globalización ha causado un aumento drástico en el número de trabajadores migrantes y desafortunadamente, muchos de ellos, son especialmente vulnerables a ser discriminados.

La OIT estimó que en el 2010 hubo 214 millones de inmigrantes en el mundo y solo 105 millones estuvieron empleados. Este aumento de la inmigración ha traído aparejado una mayor diversidad de razas y de origen étnico dentro de las sociedades y en los lugares de trabajo, lo que ha conllevado a un aumento en las tensiones raciales.

El racismo y la xenofobia amenazan la estabilidad social e impiden el desarrollo de la economía. Son factores que envenenan principios como el de la solidaridad y forman  divisiones entre compañeros en el lugar de trabajo y entre personas dentro de las mismas sociedades.

Luchar contra el racismo y la xenofobia es una oportunidad para organizar y captar más miembros en todo el mundo, pero requiere del apoyo constante de todos los niveles, desde el individual, hasta el nacional e internacional.

UNI Global Union se compromete a continuar luchando por la erradicación de la desigualdad entre sus miembros, ya sea que esta provenga por diferencias de raza, religión, nacionalidad u origen étnico.